Obstáculos para un turismo just-in-time con apps

Comment

Uncategorised
QR
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si el uso de las apps aún no se ha consolidado en el turismo no es debido únicamente a causas intrínsecas de las propias apps. Aunque la tecnología haya alcanzado a día de hoy un determinado estado de madurez y las apps están ya en la cima de la popularidad, los operadores y las infraestructuras de red de nuestro entorno no son propicios a fomentar el uso de las aplicaciones móviles en cualquier punto del planeta.

La realidad actual de las apps turísticas es que se pueden bajar y consultar “en casa” para preparar el viaje, pero no te “acompañarán” durante la visita turística. Así, ¿Cuáles son los obstáculos que impiden que el fenómeno app no se quede en una consulta local o dentro nuestro país cuando se trata de hacer turismo?

En primer lugar, las tarifas de roaming de los operadores de telefonía móvil dificultan que un viajero consulte las apps a lo largo de su viaje a través de la conexión 3G. Las principales compañías de nuestro país bajaron las tarifas únicamente dentro el territorio de la UE, pero el gasto de 70 céntimos por cada Mb descargado supone una limitación si queremos realizar de modo habitual y constante consultas a una app durante el viaje. En estas condiciones, las apps turísticas solamente son accesibles para un turismo local y para quienes se lo puedan costear económicamente.

No todas las ciudades ofrecen conexión inalámbrica gratuita, algunas ciudades la ofrecen a través de comercios o restaurantes, pero en este caso la conexión es de pago. Otras ciudades la ofrecen gratuitamente pero por un tiempo limitado y que, además, requiere un proceso de configuración un poco complicado. Son pocas las ciudades que ofrecen Wi-Fi gratuito y de conexión fácil. Teniendo en cuenta los turistas, los museos y otros espacios de visita turística tendrían que ofrecer conexión abierta a Wi-Fi, sobre todo si tienen apps sobre su colección.

En cuanto al GPS, no se trata de un problema de la tecnología en sí sino del diseño de las aplicaciones que lo incorporan. Habitualmente el GPS no funciona correctamente en intramuros o en calles estrechas (el casc antic de Barcelona, por ejemplo), así que aquellas aplicaciones con funcionalidades que necesiten recibir la señal del GPS deberán tener en cuenta esta clase de limitaciones. Esto implica comprobar la ejecución correcta de todas las funcionalidades insitu.

Actualmente, aún existen lagunas sin cobertura y escasez de infraestructuras. Las apps ya se han convertido en fenómeno de entorno urbano –donde hay cobertura y puntos de acceso Wi-Fi–, si bien aún pueden resultar inaccesibles en entornos de turismo rural alejados de los núcleos urbanos.

Hemos de tener en cuenta que estos obstáculos son de poca importancia, ya que con la evolución tan rápida que tiene la tecnología y las telecomunicaciones, en poco tiempo se solventarán. Pero si quieres hacer una app para ahora, debes tenerlos en cuenta en el diseño de la misma.

Como afirma Ulrich Reinhardt, de la Stiftung für Zukunftsfragen (Fundación de Asuntos del Futuro en Hamburg): “Las apps optimizan el viaje, pero no lo revolucionan” [TODAVÍA] (http://elcomercio.pe/turismo/1387700/noticia-opina-smartphone-realmente-util-cuando-estas-viaje).

 

Post publicado por:

Gustavo Villazán | Coordinador de proyectos

Llicència de Creative Commons
Attribution-ShareAlike 4.0 International (CC BY-SA 4.0)


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *