¿Cómo ha cambiado la vida digital nuestras formas de consumir?

Comment

Uncategorised
prosumer
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los cambios tecnológicos están impactando de una forma incisiva en todos los aspectos de nuestra vida. Sólo hay que reflexionar sobre cómo la vida digital ha alterado nuestros hábitos de consumo y nuestros criterios para decidir lo qué y cómo lo consumiremos.

A día de hoy, las empresas deben ser capaces de resolver múltiples retos si quieren alcanzar una meta esencial: tener visibilidad en Internet, de forma que puedan entablar relaciones eficientes -y también eficaces- con un nuevo tipo de consumidor, el prosumer. Por ende, las empresas se encuentran con la necesidad de innovar tecnológicamente.

Las empresas invierten constantemente en innovación para crear y liderar un determinado nicho de mercado, inexistente en un mercado tradicional, capaz de satisfacer unas necesidades transversales a los consumidores que hasta el momento todavía no habían sido planteadas. En casos de éxito, este esfuerzo de innovación termina derivándose en unos beneficios a medio y a largo plazo. Por lo tanto, es necesario concebir la innovación como un proceso global que requiere un ejercicio de creatividad y, sobre todo, esfuerzo de abstracción.

En los últimos años, los consumidores generalmente nos hemos vuelto más exigentes y, efectivamente, el mercado se ha vuelto más competitivo y diversificado para adaptarse a nuestras necesidades. Desde la irrupción de las tecnologías 2.0 y las redes sociales, Internet se ha convertido en un entorno viral donde los consumidores pueden interactuar directamente con los vendedores, recibir más información y opinar sobre un producto.

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha intentado proveerse de recursos que adaptasen mejor a sus gustos y necesidades. Siempre hemos seguido una tendencia de adquisición personalizada, o de compra personalizada, si hablemos en términos de mercado. De forma inconsciente, hemos aprovechado la capacidad de generación viral que ha tomado Internet para satisfacer nuestras necesidades de consumo.

El comportamiento de los usuarios y la forma en que interactuan con la red son hábitos que están en un proceso de cambio constante. Tanto las empresas tecnológicas como las que venden productos de consumo, se preocupan por saber identificar estos hábitos y patrones de comportamiento. Esta información interpretativa se puede derivar en un conjunto de criterios e indicadores que orienten claramente el diseño conceptual de nuevas formas de interacción en la red (recomendaciones, hashtag, compartir fotos –con Instagram–…).

Cuando los usuarios descubrimos y asimilemos una nueva aplicación o nuevas posibilidades de interacción que nos agiliza vertiginosamente cualquier proceso, inconscientemente la integramos dentro nuestro patrón de comportamiento digital y, por tanto, modificamos nuestros hábitos. El mercado digital, pues, ha adoptado un ciclo rotativo: las aplicaciones de Internet se adaptan constantemente a nuestras necesidades, nuestras patrones de comportamiento cambian y las aplicaciones se adaptan sucesivamente a estas nuevas necesidades para ocupar un filón emergente de negocio.

Para poner énfasis al protagonismo del prosumer, el pasado 25 de junio me encontraba en Granollers para dar una charla sobre el rol de los nuevos consumidores en las redes sociales y en Internet en el CTUG – Centre Tecnològic i Universitari de Granollers.

El público asistente era de 15 persones aproximadamente y se mostró muy participativo con las ideas planteadas. Muchos asistentes, tanto profesionales autónomos como profesionales procedentes de pymes de la zona del Vallés, centraron su interés en segmentar la audiencia dels prosumers en el mercado -es decir, encontrar distintos tipos de prosumers- y mostraron inquietudes para identificar el “prosumer de su negocio”.

¿Y tú, sabes cuál es el prosumer de tu negocio? Ahora ha llegado el momento de romper las reglas ortodoxas que han caracterizado durante tantos años el mercado de nuestro país. Nuestro mercado sería más competitivo si centráramos el desarrollo y la mejora del producto en los consumidores. ¿No créeis que tendríamos que centrar los esfuerzos en conocer mejor nuestros consumidores, cada vez más críticos y proactivos?

Podéis ver la presentación Nous consumidors a les Xarxes Socials i a Internet en SlideShare.

 

Post publicado por:

Mercè Muntada Balust | Directora de Compartia

Llicència de Creative Commons
Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0)


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *